ALCACHOFA CRUJIENTE Y CON CORAZÓN TIERNO

Te ayudamos en la cocina

Si quieres acompañar tu plato de carne con un poco de verdura… este truco te va a cambiar la vida, y más si eres fan de las alcachofas.

Consigue dos texturas de una alcachofa: El corazón tierno y las hojas crujientes.

 

Solo tienes que:

Limpiar y pelar la alcachofa hasta llegar a la parte blanca

Añadir aceite y sal

Presionar la alcachofa sobre una superficie para que las hojas se separen del corazón y enrollarla con papel de plata.

Meter al horno durante 10-15 minutos a 180ºC

 

Pruébalo esta misma noche y cuéntanos qué tal te ha salido, si te gusta ¡¡compártelo con tus amigos!!

perejil2 perejil2 pimienta tomillo

Este Sitio Web utiliza Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar el contenido, analizar nuestros servicios, ofrecer funciones de redes sociales, analizar el tráfico y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación.

Aceptar Configurar Política de cookies

Cookies